Poder Judicial Accesible

Ciudad de México, 07 de diciembre de 2017


El presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez, subrayó que hay un compromiso efectivo para reforzar la independencia judicial, y que en este afán no hay regateos de tiempo, re-cursos o interés institucional, y enfatizó que a lo único que se someten los juzgadores es a la ley, porque esta constituye la garantía de autonomía de los órganos jurisdiccionales.
Al rendir su Informe de Labores 2017, reivindicó el estado de dere-cho al puntualizar que este supone que en una sociedad prevalecen las normas que conducen la conducta y las relaciones humanas, y destacó que mientras más sólido sea se pueden solucionar de manera pacífica y ordenada los diversos intereses encontrados y los conflictos sociales.

Con la presencia del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, y del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, Pérez Juárez dijo que 2017 será un año para recordar, y se refirió al cen-tenario de la promulgación de la Constitución federal, a la promulgación de la Constitución de la Ciudad de México, pero también porque un sismo puso a prueba el temple y fortaleza de la socie-dad, como dura prueba para la solidaridad popular y la inteligencia colectiva que reaccionó de manera ejemplar.

Recalcó que 2017 permite acreditar alcances y avances, pero también dificultades y problemas que aún existen y limitan.

Subsiste, destacó, el grave problema del déficit presupuestal de las finanzas del Poder Judicial, agravado por el terremoto y el impacto que significa la pérdida de espacios de la magnitud de 55 mil metros cuadrados.

Se refirió a la justa demanda del Tribunal con la que ha insistido, y seguirá haciéndolo, frente al Ejecutivo y Legislativo, para que las modificaciones legales que afecten al Poder Judicial se hagan con la correspondiente asignación de recursos financieros que permitan hacer frente, de manera adecuada, a los mandatos constitucionales y legales, y avanzar así, de manera programada, en la modernización y democratización de la justicia capitalina.

Dijo que este ha sido el caso de las reformas en materia de oralidad penal, civil, mercantil y familiar, y recordó la inminente reforma laboral, en la que se habrá de caminar, juntos, autoridades federa-les y locales, en su implementación.

El magistrado expresó su reconocimiento al jefe de gobierno, y a su secretario de Finanzas, por apoyar de manera decidida al Poder Judicial en la conclusión de la operación financiera de este año judicial.

Frente a sus pares, consejeros de la Judicatura local, jueces, fun-cionarios e invitados, destacó que dos columnas son las que sos-tienen el edificio judicial: la independencia judicial y la democrati-zación de la justicia; son anverso y reverso, precisó, de la misma medalla.

“Hoy expreso mi compromiso indeclinable por alcanzar y preservar la independencia de juezas y jueces, magistradas y magistrados y la autonomía de los órganos jurisdiccionales a los que están ads-critos”, precisó.

Recordó que en un ejercicio auténtico de independencia, el pleno de magistrados del TSJCDMX interpuso una controversia constitu-cional en contra de un aspecto específico de la Constitución local, relativo a la cuestión judicial. Se hizo, dijo, en absoluta congruencia con una determinación colegiada sobre un punto que atañe a las funciones de órgano jurisdiccional.

Sin embargo, recalcó que la Constitución capitalina merece el re-conocimiento social a las reivindicaciones humanas y jurídicas que contiene, y comentó que se trata de un pacto social para una mejor ciudad y un catálogo creciente de derechos humanos incorporados al texto, que crea instituciones y formas novedosas propias del Siglo XXI en el que “ya estamos insertos”.

Al hacer un balance de su gestión, Pérez Juárez refirió que el TSJCDMX tiene una de las mayores cargas de trabajo a nivel na-cional; su tasa de expedientes ingresados es de tres por cada 100 mil habitantes, mientras que el promedio nacional es de 1.7.

Abundó que en 2016 el total de expedientes ingresados en primera instancia ascendió en los poderes judiciales locales de todo el país a más de 2 millones, de los cuales el órgano judicial capitalino concentró 13.6 por ciento, esto es, más de 277 mil asuntos.

Informó que se cuenta actualmente con un total de 385 jueces, de los cuales 55 por ciento están adscritos al sistema tradicional de justicia, y 44 por ciento en el sistema oral.

No obstante estos impresionantes números, explicó, en la Ciudad de México ejercen su función cuatro jueces por cada 100 mil habi-tantes, pese a que los estándares internacionales indican que el número aconsejable debe de ser de 17 impartidores de justicia por cada 100 mil habitantes.

“Lo anterior es un reto no solamente de orden financiero; es nece-saria, además de los recursos salariales, logísticos, administrativos, una labor titánica de formación y capacitación”, precisó.

Frente al consejero jurídico del Ejecutivo federal, Misha Leonel Granados Fernández, el magistrado Pérez Juárez, asimismo tam-bién expresó un reconocimiento al presidente Enrique Peña Nieto por encabezar un liderazgo sensible para encontrar soluciones encaminadas a resolver los problemas que son de la mayor tras-cendencia para las personas, tales como los relativos a la familia, la libertad personal, las obligaciones contractuales y el crecimiento económico del país; todo esto, en el marco del proyecto de Justicia Cotidiana impulsado por el mandatario, y en el que, dijo, el TSJCDMX ha participado activamente, así como el Consejo de la Judicatura local.

En el acto, al que también acudió el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Leonel Luna Estrada, enumeró desafíos que se tienen enfrente, tales como la consolidación de la oralidad y la modernización judicial. Asi-mismo, el de acercar la justicia a la ciudadanía mediante la incor-poración de avances tecnológicos, lo que permitirá dar mayor cele-ridad y certeza a las decisiones que impactan los aspectos más sensibles de la vida de las personas.

“La mejor forma de encarar los desafíos de la judicatura de la Ciu-dad de México es con acciones firmes que hagan que la justicia cada día sea más cercana a la sociedad”, concluyó.