Poder Judicial Accesible

Ciudad de México, 28 de junio de 2019.

El magistrado presidente aseguró que la justicia es una victoria cotidiana que libramos cada segundo del día y que la majestad de la justicia y el imperio de la ley no son una gracia de la Constitución ni regalo de jueces o legisladores.

Tomó protesta a 49 egresados de diplomados en Mediación y Medios Alternativos de Resolución de Conflictos.

El TSJCDMX ha celebrado, desde 2013 a la fecha, 47 mil 653 acuerdos de mediación, principalmente en materia civil y mercantil.

La majestad de la justicia y el imperio de la ley no son una gracia de la Constitución ni de las cortes, así como tampoco un regalo de los jueces o legisladores, aseguró el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), Rafael Guerra Álvarez, al subrayar que, en esencia, la justicia es una victoria cotidiana que libramos cada segundo del día, y la ley es un manto protector que se hace más fuerte si nosotros la protegemos.

La justicia, en todas sus formas, dijo, implica mucho más que ser neutral entre el bien y el mal; implica encontrar el bien y defenderlo, donde quiera que se encuentre, y contra cualquier amenaza. De la victoria en esa defensa, depende nuestra sociedad misma, porque si nosotros no defendemos a la justicia, la justicia no nos defenderá a nosotros, acotó.

En la ceremonia de toma de protesta de Mediadores Privados, entrega de Certificados a los Alumnos de la Edición XIV del Diplomado en Medios Alternativos de Resolución de Conflictos y del Diplomado en Mediación Privada, de la Escuela Libre de Derecho, Guerra Álvarez informó que, desde 2013 a la fecha, se han desarrollado 47 mil 653 acuerdos de mediación para desahogar la intensa carga deliberativa en manos del Tribunal, principalmente en materia Civil y Mercantil.

A futuro, agregó, nuestro Plan de Desarrollo Institucional está en sintonía con la tendencia internacional apostando por los medios de justicia alternativa como vanguardia para la nueva era de la impartición de justicia en nuestra Ciudad.

Ante representantes de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Escuela Libre de Derecho (ELD), magistrados, jueces y legisladores, entre ellos Martí Batres Guadarrama, presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, el titular del Poder Judicial capitalino aseguró que hoy vivimos una intensa etapa de cambios distinguida por la Justicia de Cercanía y la inversión en la Mediación Comunitaria. Ambas medidas, continuó, vinculadas estrechamente como una política pública de seguridad ciudadana, buscan ampliar la comprensión sobre el fenómeno del conflicto y promocionar una cultura de paz, más abierta a implementar opciones de solución y prevención de conflictos entre personas, grupos y comunidades.

Hizo un reconocimiento a la naturaleza del mediador. Porque hay algo que distingue al mediador, del negociador, el árbitro y el juzgador, que me inspira un profundo respeto, precisó. El mediador no es producto de un día; implica una crianza larga de mucha paciencia. Y para convertirse en esta fuerza para la paz, el mediador debe atravesar un largo camino de vivencias que le brindan una visión fractal del mundo.

Sostuvo que el mediador, por naturaleza, desarrolla un pensamiento lateral más avanzado que le da un horizonte casi panóptico de la realidad; es un maestro de surcar diferentes enfoques, uno tras otro; caminos, puntos de vista, intensiones, motivaciones. Ida y vuelta; es un maestro para descifrar la complejidad de la mente humana y sus variaciones, y ve a los demás a través del lente de la empatía, la afinidad y el acuerdo. “Por supuesto que esa capacidad no se encuentra en los libros; e mediador se templa con vivencias, poniéndose en los zapatos del otro. Y ese es el camino que les resta por cruzar”, concluyó.

El magistrado presidente tomó protesta a los 49 mujeres y hombres, que participaron en la edición XIV del Diplomado en Medios Alternativos de Resolución de Conflictos, el cual forma parte de un convenio entre la UNAM y el IEJ, así como del Diplomado en Mediación Privada, producto del convenio suscrito por el TSJCDMX y la Escuela Libre de Derecho (ELD).

En la ceremonia, celebrada en la presidencia de la Casa de la Justicia, Ricardo Antonio Díaz Rivas, rector de la ELD, expresó su reconocimiento y su confianza al TSJCDMX, porque les permitió compartir experiencias y métodos y mecanismos de estudios para poder perfeccionar la mejora de derechos en la solución de conflictos.

Dijo que la colaboración con el TSJCDMX es con el propósito de que podamos tener los mejores mediadores, como gran herramienta para la solución de conflictos. “Creo que es un momento importante también, porque el reto que viene es mayor; tenemos que dar este tipo de capacitación y certificación para poder crecer en la mediación, tener confianza en los propios mediadores y en los órganos jurisdiccionales, cuando ya realmente no hay un camino para poder solucionar de forma previa los propios conflictos. Por ello, nuevamente cuentan con nuestra participación con lo que podamos hacer para apoyar al Tribunal para apoyar la justicia en México”

Al evento, asistieron José Agustín Ortiz Pinchetti, fiscal electoral, y David Vega Vera, titular de la Auditoría Superior de la Ciudad de México, así como Blanca Estela del Rosario Zamudio Valdés, Aurora Gómez Aguilar, Miguel Arroyo Ramírez y Jorge Martínez Arreguín, consejeros de la Judicatura de la Ciudad de México; María Claudia Campuzano Caballero, directora General del Centro de Justicia Alternativa, y María Elena Ramírez Sánchez, directora del Instituto de Estudios Judiciales.