Poder Judicial Accesible

Ciudad de México, 5 de septiembre de 2018

El presidente del TSJCDMX encabezó sesión pública del pleno de magistrados y de consejeros de la Judicatura, en la que reconoció compromisos con una ciudanía que demanda combate total a la corrupción y a la inseguridad.

Al acto acudieron el jefe de gobierno, José Ramón Amieva; el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Leonel Luna, y en representación del Ejecutivo federal, el secretario de la Defensa, general Salvador Cienfuegos Zepeda.

Al referirse al inmueble inaugurado en la Ciudad Judicial, el magistrado Pérez Juárez dijo que se trata de una herramienta estratégica para la modernización y fortalecimiento de la ciudad.

Al encabezar sesión pública del pleno de magistrados y de consejeros de la Judicatura con motivo de la inauguración de la sede de Niños Héroes 150, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Álvaro Augusto Pérez Juárez, reafirmó el compromiso permanente de estar cerca de la ciudadanía, la cual demanda democráticamente combate total a la corrupción y a la inseguridad.

En el salón de plenos del nuevo edificio, también reafirmó el compromiso con la autonomía e independencia judicial, y enfatizó que esta no implica disociación de poderes, sino colaboración y coordinación armónicas, basadas en el respeto a las atribuciones de los Poderes de la Unión que establece la Constitución.

Con la presencia del jefe de gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez; del presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Leonel Luna Estrada, y del secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, en representación del Ejecutivo federal, Pérez Juárez se refirió al inmueble inaugurado, y dijo que se trata de una herramienta estratégica, parte de la Ciudad Judicial, para la modernización y fortalecimiento de la ciudad.

El magistrado enfatizó el compromiso y convicción para garantizar a la sociedad mecanismos que permitan el libre acceso a la justicia a todos por igual y sin distingos.

“La finalidad de esta obra, su Ciudad Judicial, es que los derechos y los procesos que protegen tengan una sede idónea donde se puedan escuchar adecuadamente las peticiones de la sociedad y atender sus demandas con dignidad y prontitud”, puntualizó.

El también presidente del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México destacó la tecnología con la que fue construido y con la que cuenta el edificio, y dijo que esto lo convierte en uno de vanguardia a nivel nacional, por permitir una operación más eficiente, rápida y ágil de los sistemas informáticos y aplicaciones con los que opera el órgano judicial.

Subrayó que el edificio, por su ubicación centralizada, garantiza el acceso a la justicia, brindando una atención más eficiente porque reduce tiempos de traslados y costos. Informó que cuenta con un sistema de administración inteligente, capaz de permitir un control eficaz de elevadores, iluminación, energía y aire acondicionado.

Abundó que, como parte del proyecto de la Escuela de Jueces, se ha desarrollado un modelo pedagógico para la implementación de la oralidad procesal en todas las ramas, basado en competencias y habilidades para la formación integral de todos los operadores jurídicos, con el propósito de consolidar la excelencia académica que incluya a magistrados, jueces y auxiliares judiciales, visualizando al sistema de justicia de manera integral.

“Por ello, la oferta de formación deberá extenderse a los ministerios públicos, los nuevos fiscales, defensores públicos, médicos y especialistas en las ciencias forenses, en donde destaca, afortunadamente ya, la licenciatura en Ciencias Forenses, implementada y avalada mediante convenio con la Universidad Nacional Autónoma de México y la Procuraduría General de Justicia en el año 2011”, subrayó.

En su turno, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez, destacó el sentido social y la vocación de servicio con los que fue construido el edificio, el cual deriva de un esfuerzo financiero y operativo.

Expresó un reconocimiento a quienes lo planearon, diseñaron y construyeron, y al referirse a los integrantes del TSJCDMX consideró que aportarán sensibilidad, vocación, compromiso y dedicación.

Previo a la sesión pública del pleno de magistrados, los funcionarios encabezaron el corte del listón inaugural y la develación de las placas correspondientes, además de escuchar al maestro Sebastián hacer una breve reseña de una serie de obras que se exhiben en el edificio inaugurado.

Respecto al inmueble, este se compone de planta baja y 11 niveles; su superficie de terreno es de 4 mil 361 metros cuadrados y una construcción de 39 mil 98 metros cuadrados.

Se construyó sobre 72 pilas de cimentación, las cuales se encuentran a 58 metros de profundidad, lo que lo convierte en uno de los inmuebles más seguros de la Ciudad de México.

Albergará salón del pleno de magistrados, auditorio, 10 salas civiles, 5 salas familiares, Ministerio Público, Defensoría de Oficio, Instituto de Estudios Judiciales, Dirección Ejecutiva de Orientación Ciudadana y Derechos Humanos y Dirección de Evaluación e Intervención Psicológica para Apoyo Judicial.