Ciudad de México, 22 de septiembre de 2022.

Queridas amigas y amigos:

Les envío un abrazo solidario y afectuoso por la estresante impresión de los recientes sismos. Como capitalino, conozco de primera mano el inmenso poder de la naturaleza para destruir cosas y unir personas. Es sencillamente algo que admiro profundamente de mi ciudad: su fortaleza y sensibilidad inigualables.

Estamos en contacto directo con diversas instituciones y nuestro valiente personal de Protección Civil para desplegar las medidas de seguridad y revisiones estructurales que determina nuestro protocolo. Seguiremos puntualmente llevando un recuento de las secuelas y medidas pertinentes. La seguridad de nuestra comunidad es nuestra primera obligación, se los aseguro.

Les invito a verificar las estructuras en su domicilio y comunidad para tomar las medidas correspondientes y reportarlas a Locatel y sus alcaldías.

Pronto anunciaremos en nuestras redes sociales las determinaciones relacionadas con el trabajo en nuestras oficinas. Por lo que respecta al día de hoy jueves 22 de septiembre, reanudamos labores conforme al Acuerdo del Consejo de la Judicatura. Por favor, sigan pendientes.

Finalmente, me permito compartirles un místico pasaje de un cuento del legendario Juan Rulfo, publicado en 1953, incluido en su libro de cuentos _El llano en llamas. _

“—Esto pasó en septiembre. No en el septiembre de este año sino en el del año pasado. ¿O fue el antepasado, Melitón?—No, fue el pasado.— Sí, si yo me acordaba bien. Fue en septiembre del año pasado, por el día veintiuno. Óyeme, Melitón,¿no fue el veintiuno de septiembre el mero día del temblor?—Fue un poco antes. Tengo entendido que fue por el dieciocho…”

Siempre me ha parecido sorprendente esta correlación entre nuestra historia, arte y tierra.

Seguiremos informando.
Presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México
Magistrado Rafael Guerra Álvarez